Las mejores persecuciones de la historia del cine

Publicado por Marta Angulo

Trompos, derrapes, acelerones y mucho, mucho asfalto: antes de ver cualquiera de estos títulos, acuérdate de ajustar bien el cinturón de seguridad. Cuando el cine arrancó en 1895, los aficionados al motor no estaban para muchas alegrías: al Ford T (el primer automóvil producido en masa) aún le quedaba una década para salir al mercado, y lo más trepidante que podía ver uno en una pantalla era una locomotora llegando a la estación. Pero, conforme los vehículos a motor fueron haciéndose más populares, los cineastas vieron que aquello era bueno, y el Séptimo Arte descubrió un recurso infalible para crear emoción: las persecuciones de coches. Al llegar los 50 y los 60, con los EE UU surcados de autopistas y con modelos cada vez más potentes en el mercado, Hollywood ya se había enamorado de este recurso... Y en ello sigue, como demuestra esta lista con 15 escenas para ver con el cinturón de seguridad puesto. Si el olor a gasolina y llanta quemada es como un perfume para ti, te prometemos el viaje de tu vida.

Empezar >



Listas relacionadas